SEXTA VISITA MÉDICO, SUSTO INCLUIDO

Estamos ya de 23 semanas y unos días, 5 meses y poco. Las visitas, salvo que exista algún problemilla son mensuales desde Octubre. Íbamos súper ilusionados porque ya tenemos cuna, carro, un montón de ropa que nos han ido regalando los amigos y familiares… Además, era la primera ECO desde que supimos que era un niño y teníamos ganas de volver a verlo.

Todo fue ido bien, hemos visto a Marc, le oímos el corazón e incluso dio alguna patada mientras le veíamos por la pantalla. Cada vez está más grande. La doctora nos dijo que tengo la placenta algo baja pero que seguramente suba sola sin más complicaciones.

Nos pregunta si en la semana 20 (eco morfológica) nos hicieron la medición del cuello del útero: No.

La ecografía nos la hizo otro doctor porque se hace con un ecógrafo diferente al normal. Así que nos explica que hay dos maneras de predecir si un parto puede ser o no prematuro (antes de las 37 semanas). La primera es un cultivo para descartar infecciones en la vagina de la mami que puedan pasar al feto, en mi caso, todos los que me han hecho han salido perfectos. La segunda es medir el cuello del útero de la mujer. Al parecer hay millones de estudios que demuestran que un cuello corto acaba en parto prematuro.  Las medidas normales suelen ser las siguientes:

De 16 a 20 semanas debe ser de 4 a 4.5 cm.
De 24 a 28 semanas debe ser de 3.5 to 4 cm.
De 32 a 36 semanas debe ser de 3 a 3.5 cm.

En mi caso amigas, el cuello del útero medía 2,6 cm en la semana 23. Mucho menos de lo que debería pero al límite para intervenir medicamente. Así que me recomendó calma, no preocuparme y volver en dos semanas para medir otra vez. Al parecer cuando es corto pero mayor que 2,5 cm esta es la practica: a seguir con la vida normal y 15 días de margen .

Hoy ni ecografía me he traído para casa… Solo pensar que algo puede ir mal, tengo ganas de llorar. Decidimos no contar nada a la família hasta pasados los 15 días ya que, existía la posibilidad de que hubiera habido algún error o algo puntual en mi cuerpo que hiciera que el cuello del útero se acortara. Además, venían fiestas y no queríamos preocupar al personal.

Los días siguientes me los pasé buscando información al respecto por Internet, las noches sin dormir. Si mi bebé nacía ahora, sus posibilidades de sobrevivir eran ínfimas y, si lo hacía, sería con secuelas graves. No le recomiendo a nadie esos 15 días. Busqué estudios, información, visité foros de embarazo, hice preguntas… Al final, solo me quedé con que el 80% de las mujeres con el cuello del útero menor a 2 cm en las semanas 20-24 tenían bebés prematuros. Estaba horrorizada.

Si en esas dos semanas seguí igual o más corto, me tratarían como embarazo de riesgo: baja laboral, reposo y colocación de un pesario de silicona que desvía un poco el cuello del útero y hace que el peso del bebé no recaiga en el.

😦

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s