Perdiendo poderes

Citando a mi amiga Carmen allá por el 2009 una tarde que me pavoneaba de ser experta en dormir bebés:

“Sí, sí. Si es muy fácil dormir a los bebés de los demás, ahora, cuando tengas uno tu, me lo cuentas.”

Carmen, como en lo de que el tomate es una fruta, tenias razón. No se si es porque a los bebés de los demás solo les veía un rato o porque era más joven y tenía más energía, lo cierto es que hoy me he tirado desde las 06:00 hasta las 07:30 con el cabrito de mi hijo pasillo arriba, pasillo abajo sin resultados.

Ya no tengo el poder mágico de dormirles… Pero Iván me consuela diciéndome que en nada me llegará el super poder de madre ese de “COMO VAYA YO Y LO ENCUENTRE…”

Anuncios

4 comentarios en “Perdiendo poderes

    • Yo creo que a los de uno se les quiere más (obviamente) pero no se tiene la misma paciencia jajajaja Son 24 horas juntos y eso también influye. Con los de fuera es solo un ratito…

      Ostras el super poder de la chaqueta es genial… jajajaja Ya no me acordaba yo de ese!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s