Segundo mes del enano en casa

Pues sí, ya han pasado 2 meses y dos días desde que nació Marc. wpid-img_0571.jpg

Como os comenté en la entrada de “Primer mes del enano en casa”, esto de ser madre es muy duro. Mientras estamos embarazadas o buscando el bebé, nos imaginamos una imagen idílica de un bebé tranquilo y risueño acostado en su cunita o tal vez mamando mientras se queda dormidito y, aunque nuestras amigas “mamás” nos recomiendan que “APROVECHEMOS A DORMIR” porque lo que viene después de los empujones es de todo menos descanso, nos consolamos pensando que eso no nos pasará a nosotras y, si nos pasa, seremos tan buenas madres que no nos importará pasar noches en vela. Pero la verdad es que, SÍ IMPORTA.

Yo tuve claro desde los 3 años que quería ser madre. Ahora que lo soy, debo decir que es el trabajo mas duro al que me he enfrentado. Se que hay bebés tranquilos y buenos, pero obviamente, no podía tocarme uno de estos… A madre todo terreno, hijo todo camino.

Las primeras semanas de vida de Marc, salvo las noches en semi-vela, todo parecía perfecto. Aguantaba en su cuna dormidito horas, no lloraba y solo protestaba para comer. Tanto las visitas en casa como la gente que nos veía por la calle no decían que “menuda suerte habíamos tenido con el peque, que solo dormía”. Luego vino el resfriado y las incomodidades, que llegaron para quedarse.

Todo empezó con NO QUERER DORMIR EN SU CUNA. Le hicimos la de COLECHO, pero tampoco la quiere. Así que empezó a dormir cada noche en cama conmigo (el papi duerme en la otra habitación de lunes a viernes, por salud mental, pues se levanta a las 06:15h para ir a ganarse el pan). Cuando digo conmigo, no me refiero a un espacio reservado en cama para él, sino pegado a mi cuerpo. Hasta ahí, correcto salvo por los dolores de espalda y el no descansar. Seguía despertándose cada dos horitas para comer, generalmente se quedaba frito mamando y yo también. Pero este hijo mío parece no descansar ni durmiendo y, supongo que soñando, se mueve una barbaridad. Da patadas, puñetazos, se retuerce y va abriendo los ojos cada 2×3. Así que las noches siguen siendo una locura hasta tal punto que he perdido los nervios en mas de una ocasión y me he sorprendido a mi misma a las 00:00 de la noche de rodillas en la cama, con pelos de loca, llorando y gritándole a Marc “¿por que? ¿por que?” Ahora al menos aguanta 3 horas entre toma y toma a las noches. A todo esto, ya estoy cansada de escuchar que la culpa es mía por acostumbrarle a la cama…

Pero el problema empieza antes de quedarse dormido y es que, solo se duerme en brazos y con su portador de pie. No le vale estar en brazos mientras nosotros descansamos en el sofá, no. Si conseguimos que se duerma y detecta que nos sentamos, se despierta montando unos pollos increíbles. Tarda en dormirse de media una hora entre lloros generalmente. Pero no son lloros normales. Para que os hagáis una idea, vivimos en un 5to piso y hace dos noches, mi padre, pasó por debajo de casa paseando el perro sobre las 23:00 y lo escuchó llorar. Ahora está en esa época de llorar como si le doliera algo por todo. Hoy tenemos pediatra, a ver que nos aconseja. Yo creo que es la etapa de los cólicos y realmente saca a cualquiera (hasta a mi madre que es la mujer con mas paciencia del mundo) de sus casillas. A todo esto, ya estoy cansada de escuchar que la culpa es mía por acostumbrarle a los brazos…

Durante el día la cosa mejora un poco. Sigue reclamando brazos constantemente y tengo que dormirle así, pero misteriosamente es capaz de seguir dormidito una hora o hora y media en su minicuna. Hemos notado que tarda menos en dormirse con música (no de bebés ni clásica, no, Pop, Rock y Hardcore). Tras ese tiempo, vuelta a empezar. No siempre hay tanta suerte, normalmente duerme por periodos de 20 minutos y hay que ir meciéndolo porque se despierta al notarse “solo”.  Mientras está despierto necesita atención constantemente o se pone a llorar, no sabe ni quiere aprender a estar solo. Lo dejo en su hamaca molongui pero no hay manera, si no estas diciéndole cositas o moviéndole, está llorando. También tenemos el rato del paseo en el que suele dormir plácidamente hasta que nota que no hay movimiento. Solemos dar paseos de un hora todas las mañanas, es recomendable para el bebé (solecito, airecito…) y para la mamá. A las noches intentamos darle un bañito para relajarse pero, aunque le mola bastante, no suele surtir efecto en mi hijo.

Sigue mamando mucho, eso sí. Durante el día mama cada dos horas prácticamente, de noche vamos alargando cada día unos minutitos más.

Resumiendo, los ratitos libres que tengo son los que Marc duerme (ya os he dicho que máximo hora y media durante el día) y tengo que elegir entre ducharme o ponerme a limpiar la casa… jajajajajaja Por suerte para mi, la super abuela pasa cada mañana por casa para ayudarme con las faenas y vigilar al enano para que pueda adecentarme un poco y no parecer un Critter.

La maternidad es dura, mucho. Yo estaba muy acostumbrada a tener TODO EL TIEMPO PARA MI y me está costando un poco adaptarme, pero poco a poco, le voy cogiendo el tranquillo a esto y estoy un poquito de mejor humor jajajajajajaja.

Mi consejo para las futuras mamás o mamis es que intenten descansar lo máximo posible cuando el bebé lo haga, es la única manera de mantener la paciencia en los límites recomendados para lo que viene siendo el día. Es normal desesperarse, llorar y querer meter la cabeza en un agujero a ratos. Los bebés son muy absorbentes, necesitan mami constantemente y a veces tanto que agobia.

AVISO A NAVEGANTES: no todo es malo. Cuando mi hijo me mira a los ojos y se ríe, las noches en vela y el no tener tiempo,  pasan a un ultimísimo plano. Y aunque muchas veces tengo que llevar al enano en brazos mientras me lavo los dientes, hago pis o escribo el blog, volvería a tener a este gordito mil veces. ¡Esto es la maternidad!

P.D. Esta entrada la empecé el 3 de Junio a las 09:00 y la estoy publicando dos días y pico después…

 

 

 

 

Anuncios

12 comentarios en “Segundo mes del enano en casa

  1. A mi me pasa exactamente igual la mía tiene cuatro meses y cada vez con más manías.le doy hasta de mamar de pie y son seis kg y algo , dormir en la cama y sino estoy yo despierta no le vale el padre jajaja y se duerme súper tarde yo creó que tiene tanto sueño que le cuesta cogerlo y como haces para cambiarlo.

    Me gusta

    • Dios, lo de mamar de pie les chifla… El mio gracias a tres noches con la super abuela empezó a dormir en la cuna otra vez (terapia de choque jajajaja) pero aun y con esas sigue hiper exigente, solo quiere brazos y teta (si no hay teta se chupa la mano) aunque no tenga hambruna…

      Me gusta

  2. Tu nene es igual que el mío, exactamente igual. Yo he dormido cinco-seis meses con el niño pegado a la teta sin moverme más que para cambiar a la otra y el niño toda la noche mamando sin parar. Si no a la teta, se dormía en brazos, pero siempre en movimiento, y no nos dejaba sentarnos. El mío además no ha admitido chupete. Aunque ya sabes que cada niño es un mundo, algunas cosas que nos han funcionado a nosotros, a parte del colecho y la teta, son el ruido blanco (para calmarlo y para dormirlo), el fular (bien apretadito, al principio no les gusta tanto, pero en cuanto le cogen el tranquillo es una maravilla) y los dou-dous (para conseguir dejarlo un ratillo tumbado solo y tener algo de libertad). Esta semana espero publicar un post en mi blog sobre los dou-dous, que para mi han sido un hallazgo casi mágico. Y tranquila, que la cosa va a mejor. Un besazo!

    Me gusta

    • Gracias por los ánimos!! 🙂 Tenemos niños cañeros eh?! El fular lo uso en casa, cuando tengo los brazos cansados. Hasta ahora me parecía muy peque para dar paseos largos en el… de todas maneras este miércoles voy a un taller de porteo para que me asesoren bien y me enseñen a usar la bandolera 🙂 Se agradece que las mamis con mas experiencia nos deis consejos, no sabes cuánto!! De los dous-dous no había oído hablar. Voy a chafardear ahora…

      Me gusta

      • Hay muy poquita información… A mi me llegó de la forma más extraña, pero por lo que cuentas, creo que a ti con tu niño te podría venir muy guay. A ver si consigo escribir el post pronto, que lo tengo pendiente desde hace mil y que por lo menos pueda servirle de ayuda a alguien.

        Me gusta

  3. Parece que nos está dando algo de tregua estos últimos días… Sigo comiendo frío y durmiendo (nada) poco pero al menos, duerme mejor y en la cuna (¡¡al menos una hora seguida de día!!). Ánimo y ya me contarás ya,,, jajajajajajajaja

    Me gusta

  4. Hay niños que solo duermen y comen, los que berrean un poco y los reveldes sin causa. Te a tocado un revelde sin causa ¡con música rock para dormir! Pasa de los que te digan que lo estas acostumbrando a los brazos o a tu cama, a ver si se pusieran en su piel tendrían ganas de estar en cualquier otro sitio 🙂
    Estos posts sirven para mentalizar insensatas como yo.

    Me gusta

  5. Jajajaja, lo que se me viene encima!! Como ya he leído en varios sitios, a los bebés no se les mal acostumbra ni a brazos, ni a dormir en la cama contigo ni nada de nada. Al parecer hay bebés más demandantes de su mamá y bebés que menos… El mio como se mueva tanto como ahora en la tripa, lo llevo fino!! 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s