Antes y ahora…

“¡No le cojas que se acostumbra!”

“¡Déjale llorar! Así ensancha los pulmones”

 “Si le dejas dormir en la cama con vosotros, estáis perdidos.”

“¡Pues antes os criábamos con biberón y bien hermosos estáis!”

“Hija, yo creo que este niño tiene hambre, porque no le das un biberón”

¿A alguna le suena esta serenata? jajajajajaja Podría seguir hasta darme las tantas de la noche poniendo frases de madres, suegras, tías, vecinas, madres de vecinas… siempre con la mejor intención pero pocas veces de ayuda a las mamis de esta época. Desde luego nuestra vida es muy distinta a la de nuestras madres a nuestros años (ya ni os digo nuestras abuelas) y el tema de la maternidad a dado un giro bastante importante.

 

antes ahora

Recuerdo la cara de sorpresa de mi madre cuando le dije que no era bueno (según la comadrona de las clases pre-parto) que los bebés usaran chupete el primer mes de vida: “Pues antes era lo primero que os poníamos“. Ya ni os cuento el tema de los biberones con la primera crisis de crecimiento del bebé, tanto me agobiaron que fui a por leche a la farmacia (que Marc nunca llegó a tomar). ¿El colecho? Incomprensible!!! “¿¡Pero no ves que le puedes chafar?!”

En fin, por lo que me van contando algunas madres, el tema de cómo criar a los bebés va cambiando ciclicamente y lo que antes era sagrado (como dormir boca abajo) hoy día es irresponsable.

Yo creo que ni tanto ni tan calvo. El tema de la maternidad es muy personal y yo creo que cada una tiene su manera de hacer y, lo que para unas funciona, para otras no. No se es mejor madre por dar pecho, o por colechar o practicar porteo. Cada una conoce sus limitaciones y sus preferencias.

Yo personalmente doy pecho porque me gusta y no he tenido problemas (mastitis, pezones agrietados, dolores…). Me resulta cómodo y creo que es lo mejor para mi hijo. Pero si tuviera que dar biberón, no le querría menos. Colecho por una cuestión de supervivencia, me cuesta mucho volver a dormir una vez despierta y el hecho de tener a Marc al lado me resulta ideal para descansar más y mejor. Además que el primer mes no dormía ni a tiros.  No doy chupete porque no lo quiere, no porque sea malo (cosa que dudo). Le cojo en brazos cuando llora porque se me parte el alma dejarlo dónde esté y porque su llanto es como una taladradora. Le duermo en brazos porque es más rápido y efectivo, no me toma el pelo, es que yo lo hago porque me da la gana.

Sí, el bebé absorbe las 24h de mi día y tengo la espalda hecha un higo, pero así es la vida. No os negaré que hay momentos en los que querría meter la cabeza en el horno y darle al gas, pero luego recuerdo que mi horno es eléctrico y solo conseguiría un pelo tipo estropajo. Para esos momentos están las super abuelas, los buenos padres y el yoga.

Dentro de 2 meses vuelvo al curro y no podré reírme al despertar con mi pequeño. En unos 10 meses ya no querrá los brazos y solo me agarrará los deditos para andar, así que… He optado por aceptar (que no me ha sido fácil) que mi hijo me necesita el 100%  de su tiempo y después de 3 meses y medio (de dormir mal, llorar, desesperarme, estar de mal humor…) ya sabemos perfectamente que queremos el uno del otro. Supongo que esto es la maternidad… 

Un consejo, no os pongáis a la defensiva con toda esta gente que lleva un pediatra dentro… decidles que si, sonreír y después haced lo que os de la gana, que para eso el hijo/a es vuestro.

 

Anuncios

9 comentarios en “Antes y ahora…

  1. Buenas!!
    Tienes un blog fantástico! Y me ha encantado especialmente esta entrada, esto de “doy pecho porque me gusta” y “no doy chupete porque no lo quiero”… me parece fantástico!
    Yo aún no he dado a luz y ya me agobia que todo el mundo (comadronas, amigas, conocidas,…) den tantos consejos en modo “tienes que”… se agradece que ayuden pero haré lo que pueda lo mejor que me salga! Que para eso cada bebé y cada mamá son diferentes!
    Haré caso de tu consejo sonreír y hacer lo que crea…. me parece que será fácil, lo hago constantemente con mi jefe 😛
    En fin, te iré leyendo, un beso!
    Mònica.
    tresacasa.blogspot.com

    Me gusta

    • Uff… la gente parece tener un máster en pediatría y, sobretodo, en biberones. Es un camino complicado, sobretodo la lactancia materna. Creo que nos falta apoyo, al menos a mi. A la mínima ya estan con el “tiene hambre”, “dale bibe”, “esto no puede ser…” jajajajaja pero bueno, que si a todo y punto 😉

      Me gusta

  2. Me parto con tu horno electrónico. Bonito te iba a quedar el afro.

    Aprovecha mientras puedas que luego se vuelven adolescentes y al que querrás meter en el horno será a él.

    Lo de sonreír y asentir se puede aplicar a todo en la vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s