Días de elecciones: ERE

Nunca hablo de mi trabajo (quizás porqué me gusta mantenerlo al margen de mi vida personal, de este blog). No es el trabajo de mis sueños, nunca lo fue pero llevo 10 años haciendo lo mismo y no se me da mal.

Pasamos épocas mejores y otras peores. Debo reconocer que en las peores, he deseado irme, hasta que me echaran, me he quemado, he llegado llorando a casa, he deseado tener fiebre para no ir. En las mejores, simplemente, estoy bien, tranquila, hago mi faena de la mejor forma posible manteniendo mi sentido del humor. Tenemos mucha presión comercial y no siempre creo en lo que tengo que vender ni me gustan las formas con que algunos de mis compañeros lo hacen o pretenden que lo haga yo misma.

Siempre soñé con trabajar de profesora (de ahí que decidiera iniciar Historia como segunda carrera inacabada), asistente social o de administrativa en alguna ONG. Pero cuando acabé empresariales, me surgió la oportunidad de entrar como ETT en esta empresa y pensé que sería un buen trabajo para seguir con mis estudios y conseguir algo de experiencia: formación a cargo de la empresa, horario intensivo de 8 a 15h, buen sueldo, ventajas sociales… ¿Que persona con 21 años, conseguí un puesto así solo salir de la facultad? Así que, lo que iba a ser mi primer trabajo, acabó convirtiéndose en el trabajo de mi vida, me acomodé. Nos compramos un piso, nos hipotecamos, nos quedamos embarazados de Marc, pasó un año y nos volvimos a preñar (24 semanas llevamos).

Pero resulta que a mi empresa la ha comprado otra mas grande que ha decidido reducir la plantilla en un 50%. ¿Putada? ¿Oportunidad? Según se mire. Por lo pronto, han llegado a un acuerdo con los sindicatos y quien quiera, puede irse. ¿Como?

  • Con una indemnización decente y libre de impuestos equivalente en mi caso a algo más de 2 años de trabajo.
  • Acceso al paro que tengamos acumulado (2 años)
  • Empresa de outplacement a nuestra disposición y pagada los 6 meses siguientes a nuestra salida.
  • En caso de estar embarazadas o de baja por maternidad, no pueden echarnos antes de nuestra reincorporación de baja maternal (en mi caso para Abril’16 aprox).

pros y contrasMi primer pensamiento es: LÁRGATE. O como dice la canción: “corre, coge el dinero y vete“. Ya tendrás a los dos churumbeles, dos años de paro que no empiezan a contar hasta que el peque tenga 4 o 5 meses, te ahorrarás guarderías, pasarás tiempo con ellos, aprovecharás para sacarte el título de Advanced, harás algún curso de gestión de empresas, te formarás, irás a una empresa que te ayudará a encontrar curro, dejarás de tener un trabajo que no te gusta…

Pero luego pienso: AFÉRRATE. O como dice el refranero español: “más vale pájaro en mano, que ciento volando“. Que en una época en que la gente busca como loca y no encuentra trabajo, es casi inmoral estarme planteando dejar uno. Que, sabe Dios que clase de trabajo encuentro cuando se me acabe el paro, que igual tengo que llegar cada día a las 20:30h a casa y no podré ver a mi familia, ¿podré con los gastos?

Y así estoy, entre la espada y la pared. Tengo dos días para decidir que hacer.

Mujer-indecisa-

SEGUIR CON MI VIDA o SALIR DE MI ZONA DE CONFORT y explorar nuevos horizontes. Dejar un trabajo aburrido, o seguir en un trabajo que me permita ir cada tarde a recoger a mis hijos al colegio. Seguir con un sueldo bueno o exponerme a cobrar una miseria. Lo que debo tener claro es que este tren, solo pasará una vez.

Por el momento, solo se han adherido a estas medidas voluntarias algo menos de la mitad de gente que tienen que despedir (700 de 1.500). Esto significa que, hay otros tantos, que van a despedir SI o SI y nadie nos ha dicho bajo que criterios piensan hacerlo. Esto significa que si decido quedarme, pueden echarme ellos. ¡Pues ya está! Pensarán algunos. ¡Deja de darle vueltas! Dirán otros. Pero es que si me echan, será con un despido forzoso, no voluntario: sin indemnización (más que la que marca la ley), sin outplacement. Casi con una mano delante y otra detrás. ¿Que si tengo papeletas de que me toque? Pues yo diría que bastantes… Fuí de las últimas en entrar fijas en la empresa, ergo, la más barata de despedir.

Haga lo que haga, estaré equivocándome y acertando a la vez. ¿Que difícil situación verdad?

¿ALGÚN CONSEJO?

Anuncios

8 comentarios en “Días de elecciones: ERE

  1. Que complicado es tomar estas decisiones…. la verdad que pensar en que puede ser lo mejor es algo que tiene que darte mil vueltas a la cabeza. A mi me costaria un monton, es ahora que estoy embarazada y me da pavor tema laboral… asi que si fuera algo aun mas decisivo, buff… Animo! Es verdad que las oportunidades solo pasan en la vida una vez… pero soy una miedica cada vez mas

    Me gusta

  2. Yo igual soy una acojonada de la vida pero creo que sólo me lo plantearía si fuese yo sola (con o sin pareja), pero teniendo dos niños no me iría sin tener nada fijo, sobre todo con esa pasada de horario. Los que tienen horario intensivo no saben lo que tienen. Yo lo tuve en una ocasión, de 7:30 a 15:30 y es lo único que permite conciliar. Otra cosa, el trabajo perfecto no existe, todos tienen pegas, te lo digo yo que en 7 años he pasado por cuatro. Si te gusta, igual el horario no es bueno o haces muchas horas extra (sin pagar, x supuesto). Si no tienes esas pegas, igual no te gusta o tienes mal ambiente de trabajo. Vamos, que yo me quedaría 😀

    Le gusta a 1 persona

  3. Si te sirve ayuda, yo me fui antes de un ERE bestial que acabó con gente en la calle y sin ver un duro camino de un concurso de acreedores. Al marcharme antes al menos yo cobre parte de la indemnización aunque no me libre de ir al fogasa. Tres años despues creo que lo hice bien, de los peores escenarios el mio no era el mas malo..

    Aunque mi experiencia es que me salió bien, al final no te libraras de tener que pensar y no saber si has hecho lo correcto hasta que el tiempo pase.. Mira si la empresa, despues del ERE es viable y si no vete, corre… coge la pasta!!… El unico problema despues sera encontrar trabajo! Y tambien te digo que tal y como esta el patio es muy complicado mas si tienes hijos… Pero nada es imposible y si cuentas con tu pareja seguro que podreis hacer frente a cualquier situación.
    Sea como sea animo! Y decidas lo que decidas no te sientas mal.. es muy dificil saber que hacer y acertar!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola!! Bufff pues complicado. He de decirte que en mi empresa he vivido unos cuantos EREs y los que han echado no eran los más baratos como dices, sino más bien al revés,porque los q más tiempo llevan también les suponen salarios mayores. Pero cada empresa cambiará igual, no sé y entiendo bien tu dilema, más estando embarazada del segundo. Valora las personas q tienen poder de decisión (tus jefes directos) porq a ellos preguntarán a quién echar, y así puedes calcular. El tema conciliación y la incertidumbre por encontrar algo mejor es lo más difícil… Tienes q sopesar pros y contras con una lista bien larga!!! Mucha suerte wapa!!un besote

    Le gusta a 1 persona

  5. Ufff. No sabes cómo te entiendo. Nosotros llevamos unos años horribles, sobre todo, en el trabajo de mi pareja, donde también han echado a más de la mitad de la plantilla. Ha habido meses en los que el ambiente ha sido irrespirable y las tensiones laborales han acabado repercutiendo en la armonía del hogar, hasta el punto de plantearme cortar con todo. Así tal cual. Tu a Boston y yo a California, bonico, que la vida es muy corta para no se feliz…. Mi costillo aguantó el tirón, después de sopesar los pros y los contras (años de paro, indemnización, posibilidad de encontrar otro trabajo en una ciudad distinta, mi propio empleo…) y al final de momento sigue donde estaba. A trancas y barrancas, pero sigue. Quizá la única diferencia es que a él sí le gusta lo hace. Es más: le apasiona y le resultaría duro dejarlo por otra cosa. Sólo puedo darte ánimos y decirte que, sea cual sea la decisión que tomes, seguro que será la más acertada. Besos!!!!

    Me gusta

    • Si el trabajo me encantara, supongo que habría tomado la misma decisión que tu pareja. No le habría dado muchas vueltas tampoco. Al final, trabajar en algo que te apasiona debe ser la leche. Este es el 3er ERE de mi empresa en 6 años, imagínate el ambiente a épocas. Lo malo de esto, es que los que vamos sobreviviendo nos creemos inmortales pero esta vez vamos a perder la cabeza la mitad… la vena revolucionaria y bohemia que hay en mi me pide mambo (irme) y no dejar que nadie me decapite jajajajajaja Sea como sea, es duro decidir… gracias por tu comentario y por hacerme ver que otros antes han estado aquí. Un beso!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s