Rabietas

image

Llevamos ya una época difícil con el tema de los caprichos y las rabietas, esto es un hecho. Si me está leyendo la superabuela me dirá mañana que exagero pero no. Me dirá que todos los niños son iguales, ¡y no digo yo que no!
Pero tela con la rachita…

Marc es muy activo, curioso y alegre. Le encanta descubrir todo lo que le rodea y jugar con todo pero cuando se cabrea…

Cuando quiere algo, si no lo consigue, llora con energía y se tira al suelo. Yo le dejo. Paso de él un montón. Lo vi en Supernanny y es de lo poco que puedo ir aplicando por la edad del pollo (18m). Le dura menos que un suspiro, pero menudo suspiro…

Si tiene algo en las manos y le decimos que NO a los que nos esté pidiendo en ese momento, (por ejemplo, tiene el bibe del agua y nos viene a coger de la mano para que le alcancemos algo que está encima del mueble. En ese momento no podemos o ese “algo” no es para jugar) lo tira con energía y mala leche. También pasamos de él.

El problema es ¿COMO PASAR DE ÉL cuando se pone a hacer algo peligroso?… ya os he dicho alguna vez que es un poco Hooligan. ¿Como gestionamos las rabietas cuando le bajamos de la mesa? ¿Cómo le hacemos entender que hay cosas que NO se pueden hacer?

¿Cómo gestionais vosotros las rabietas?

¿Dura mucho ésta etapa?

Cada día que pasa superamos un obstáculo y nos encontramos con otro: el sueño, los dientes, la comida, la fiebre… es cierto que nadie dijo que fuera fácil pero, a veces, me siento como si estuviera corriendo una maratón sin línea de meta.

Se que todo pasa y esto debe ser un anticipo de los “Terribles Dos” pero con otro bebé en camino… hay ratos que me supera. Que malamadre… 😂

Anuncios

17 comentarios en “Rabietas

  1. Hola. Justo estoy escribiendo un post sobre las rabietas de mi hija porque me tiene saturada. Su hermanita tiene tres meses y se han acentuado más desde su llegada. Ella no es de tirar las cosas, pero si de llorar y repetir lo que quiere sin escuchar a nada. Puuuufffff….hasta cuando?

    Le gusta a 1 persona

  2. Es normal sentir que vas a explotar, no te preocupes y es que a veces la situación nos supera y es una detrás de otra. Hay que aguantar el tirón. Niño también empezó con las rabietas con Niña recién nacida (se llevan 19 meses) y lo único que podía hacer era esperar a que se calmara y después consolarlo. Si era porque no se quería vestir pues lo vestía en plena rabieta, porque las mañanas son justas de tiempo. También es cierto que se les pasa, son épocas y son muy duras. A mí me funcionaba dejarle vigilando que no se hiciera daño y sobre todo una vez empezada la rabieta ya no ceder. Ánimo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ays los momentos rabieta son tremendos! La mía de momento no despunta tanto pero ya le tocara. En lo peligroso yo creó q hay q decirle q no una vez y luego ponerse en medio sin darle mas importancia, se me ocurre vaya, como otra estrategia. Es lo q hago con Pichi cuando va a por los enchufes pero claro la insistencia de una niña de 10 meses no es la de mas adelante!! Animo!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Lo de ponerme en medio lo intento si se trata de enchufes, armarios, etc. Pero cuando trepa como un mono o se sube en el corre pasillos lo que hago es salir corriendo como alma que lleva diablo al grito de “Marc Nooooooo” y lo bajo enseguida (las veces que hagan falta). El me mira, cierra un poco los ojos, tuerce la boca y sonríe. Cara de pillo 100%. Ya verás ya… jajajajaja

      Le gusta a 1 persona

  4. Mi Mayor no es de mucha rabieta. Alguna (gloriosa) ha tenido y todavía hay momentos en los que discutimos bastante, pero por suerte al haber empezado a hablar muy pronto hemos podido dialogar con ella y explicarle las cosas con calma. Cuando monta algún pollo mi estrategia es la tuya: pasar de ella, dejarla llorando y pataleando hasta que se cansa (su record está en una hora entera! Ya te digo que las ha tenido gloriosas!!!). Cuando se trata de algo peligroso, por ejemplo, el querer cruzar la calle ella sola y a la pata coja, subirse a las torres Kio por el lado de fuera o meter la mano en una sartén al fuego a ver lo que hay (esto último es real como la vida misma), lo primero es apartarla del peligro, intentar explicarle las cosas y si nada funciona, entonces yo recurro a LA AMENAZA, o sea, o paras ya o te quedas sin dibus, sin parque o sin lo que se me antoje. Suele funcionar casi en el acto, sobre todo con los dibus y el cuento de antes de dormir. Paciencia, que con el tiempo entran en razón!!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. El mío tiene 3 añitos recién cumplidos… y te aseguro que sus rabietas eran también descomunales, y no podías hacerle entrar en razón (madre! menudos momentos….!!). Desde que empezó a hablar, las rabietas son igual de intensas, pero duran también menos (uff). Cuando empieza, empezamos a dialogar por las buenas, preguntarle por qué hace eso, qué es lo que quiere, explicarle por qué no puede ser, etc. y tenemos una suerte, porque parece que lo entiende y amaina. En cambio tengo unos sobrinos de 5 años (mellizos): el niño apenas tiene rabietas, pero la niñaaa… para temblar y los padres tienen que ir a la brava con ella para que entre en razón! Hay niños y niños, casos y casos. 😉

    Le gusta a 1 persona

  6. Uf te admiro jejeje yo solo he vivido las rabietas de mi sobrino (muy pocas) y me ponía mala solo de verlo todo rojo y chillando. A él lo que funcionaba era cambiarle de tema a lo loco jajaja si lloraba porque quería algo que no podía… le cambiábamos de tema enseguida intentando que se centrase en otra cosa. No se si es lo mejor pero era efectivo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s