La guardería perfecta

Aún recuerdo como se burló de mí el profe de filosofía del colegio cuando, le planteé la posibilidad de que los animales pensaran (a su manera claro está, de una forma muy básica y con unos patrones muy sencillos).
Por aquellos tiempos, era una revolucionaria y ardí en cólera ante semejante falta de respeto hacia mi persona y mis inquietudes. Tanto, que movilicé a todo el cole para que el tipo acabara pidiéndome disculpas y explicando, ahora sí, porque él no estaba de acuerdo con mi planteamiento. Ay el conductismo… ¿verdad?

El profesor es el centro: el habla y tú tomas nota, memorizas y vomitas en un examen unos contenidos que no recordarás el resto de tu vida. Esta es la enseñanza actual y tradicional, la que hemos tenido la mayoría y, oye, cuanto más estrictos fueran en los colegios, mejor ¿verdad?

No puedo quejarme de la educación recibida, mis padres hicieron lo mejor que creyeron y me apuntaron a un buen colegio concertado, de los mejores en aquel momento. Me saqué la ESO, el bachillerato y una carrera (que detesto). Sí, soy del ’84, la generación “CONEJILLO DE INDIAS”, los primeros en probar en nuestras carnes la LOGSE de las pelotas.

Pero ahora que somos padres, el tema de la educación nos PREOCUPA y nos OCUPA. Ha pasado a ser una prioridad en nuestra vida, tanto que, aunque Marc no tiene que empezar P3 hasta Septiembre del 2017, ya estoy mirando colegios… Cuestionamos muy mucho los métodos tradicionales y no queremos que nuestros hijos sean educados solo para sacar un 7 en la selectividad, reválida o como cojones leches se llame.

Creemos firmemente que el sistema actual no respeta la individualidad de los niños. Se les satura con deberes y contenidos que, sinceramente, no sirven de nada en un futuro cada vez más difícil y donde se valoran cualidades como la resiliencia o la excepcionalidad. No hay apenas espacio para la reflexión, para el debate, para las críticas… Seguro que todos recordamos con cariño a aquel profesor o profesora que nos permitía discutir, organizar las clases, que nos ponía canciones o películas para despertarnos la curiosidad ¿verdad?

Cuando nos tocó elegir guardería, empezó la locura. No vimos muchas, solo tres en realidad. Descartamos las otras básicamente por un motivo, NOS PARECÍAN CÁRCELES PARA BEBÉS. Sólo buscábamos una cosa: un espacio donde Marc SE LO PASARA BIEN, jugara todo el día y donde no castigaran. “¿Tenéis alguna duda?” nos preguntó la directora de la escuela… No. No tuvimos dudas de que habíamos hecho la mejor elección.

image

Es una escola bressol (como llaman aquí a las guarderías) basada en la pedagogía Reggio Emilia y la filosofía de Lockzy. Siguen una línea constructivista y tratan a los peques como individuos diferentes y únicos. Que si, que queda muy “cool” meter todos esos nombres y ale, post acabado ¿no? No.

La pedagogía Reggio Emilia orienta, guía, cultiva el potencial intelectual, emocional, social y moral del niño. El principal vínculo educativo compromete al niño en proyectos a largo plazo que se llevan a cabo en un ambiente agradable, saludable y lleno de amor.

 

Aquí el docente escucha al niño, lo deja tomar la iniciativa y además los guía de una forma productiva.

Tenemos un patio enorme (con árboles), tenemos huerto, tenemos teatro (donde van a menudo), tenemos clases con exposiciones muy chulas (otoño, primavera…), juegos heurísticos, mesa de luz y lo mejor, unas educadoras excepcionales.

Superado el miedo de encontrar guardería, seguimos con el miedo de encontrar escuela para el próximo año… y aquí amigos, si que estamos jodidos porque ninguna a menos de 20 Km tiene lo que buscamos y ninguna en 10.000 Km a la redonda, tiene un precio que podamos permitirnos. Pero esto da para otro post…

¿Cómo lleváis vosotros en tema EDUCATIVO de los peques?

¡¡FELIZ LUNES!!

Anuncios

12 comentarios en “La guardería perfecta

  1. Hola!! Soy nueva por tu blog, me llamó la curiosidad tu post sobre la educación.
    A mi también me preocupa la educación y ando mirando guarderías y coles para
    un futuro. En mi caso ni siquiera estoy embarazada aun jajaja! ahí ando en proceso 😛
    pero me puede la curiosidad y me gusta mirar y remirar y tener muuuuuuucho tiempo para decidir y planear xDD
    Me quedaré por aquí chafardeando tu blog! un saludo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Te entiendo mucho, mucho. Nosotros también somos del 84 y también hemos tenido que tragar con ese tipo de enseñanza. Como tú, aunque Nil no irá al cole hasta septiembre del 17 ya estoy como loca buscando y mirando coles. Y como tu, los que más molan son carísimos. Los públicos que tenemos cerca pintan muy bien, pero hay tal saturación en el Eixample que no se si encontraremos plaza. El año que viene será divertido para eñegir cole….😏😏

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s