Punto de inflexión

Como madre de “dos” y trabajadora a jornada completa, debo confesar que, me queda poco tiempo para el Blog. Bueno, para el blog y para todo en general.

Cuando leo a algunas mamis divinas de la muerte que salen  a correr, tienen tiempo de ir de cena con las amigas, tienen sus casas como los chorros del oro, asisten a todos los eventos del mundo mundial, van a entrada por día o cada dos (en sus blogs), van a hipopresivos, pilates, spinning y, además cocinan de la ostia muerte, se me cae el mundo al suelo. ¿Tan mal me organizo? ¿Tan mal lo estoy haciendo? Luego pienso que tal vez muchas (seguramente algunas muy a su pesar) no trabajan.

tiempoMi jornada empieza a las 06:30 de la mañana y llego a casa sobre las 16:00h. Doy teta al pequeño, como yo, merienda el grande, cambiamos (están mis padres) pañales de los dos y, cuando miro el reloj son las 18:30h como poco. Teniendo en cuenta que los niños tienen que estar bañados y en pijama a las 21:00h (sí, lo se, a esa hora ya tenéis a los vuestros en cama, pero yo no puedo, it’s impossible), me quedan 2 horas para comprar, amamantar otra vez, jugar con el grande y hacer la cena. Por suerte, de sacar a la perra y dar un paseo con el mayor, se encarga super papá, que llega a casa a las 19:00h.

Me acuesto a las 23:00h, muerta de cansancio y aún me quedan dos despertares (como poco) del peque reclamando teta y vuelta a empezar.

Y entonces veo al resto de madres del mundo 1.0. y veo que están igual o peor que yo. Que los únicos ratos libres que tienen por las tardes los dedican a ir al parque con sus hijos, algunas porque es lo que toca, otras porque realmente lo disfrutan y otras porque ¿cómo voy a encerrarme en casa yo sola con las bestias? Ninguna va al gimnasio, ni a la peluquería, ni a sitios cuqui entre semana. La mayoría, de hecho, ni tienen blog, ni Twitter ni Instagram.

Y aquí estoy yo, en un momento crucial, un punto de inflexión en mi vida bloggeril. No tengo tiempo y, cuando lo tengo, lo dedico a otras cosas que están más arriba en mi pirámide de prioridades como ducharme o hacerme las cejas.

No me da el día para tuitear, instagramear, bloguear, trabajar, criar, cocinar y vivir, simplemente no me da. Y veo otros blogs tan chulis, con tanto que enseñar, tanto de que opinar y compartir que me estoy planteando ¿QUÉ HAGO AQUÍ? 

En fin, como os decía al principio, quizás sea todo un tema de organización. Quizás en dos días consiga reunir un ratito cada día (o cada dos) para pasarme por aquí y contaros que tal me van las cosas, pero de momento, solo se me ocurre contaros que llevo 4 horas para escribir estas palabras y que he tenido que tirar una bandeja de fresas que habían caído en el olvido de mi nevera.

Gracias a todos por estar ahí.

 

Anuncios

9 comentarios en “Punto de inflexión

  1. Hola, esa misma pregunta me la he planteado muchísimas veces. Soy una mamá en casa, me dedico a cuidar y criar a mi hijo y me encargo del hogar, es decir, no tengo una ayudante doméstica, así que cocino, limpio, lavo, etc, pero todo esto no creas que es de una programación militar, voy haciendo las cosas cuando se pueden, a mi ritmo y llevando el día a día, y siempre al final del día logro hacerlo, adelanto las tareas domésticas, cocino, limpio por aquí y por allá, lo más importante, me encargo de mi gordito. Ahora que esta un poco más grandecito (1 año y 4 meses), en las noches cuando duerme me programo y de vez en cuando hago ejercicios, o me tiño el cabello, o me hago un pequeño spa, dependiendo del estatus de la cocina, jajaja, y así voy. Recientemente, hice público mi blog, que venía armando desde hace casi 1 año, y sí, creo que he escrito como 3 artículos, pero decidí que escribiré cuando tenga el tiempo y llegue la inspiración, ya que estoy muy motivada con ese proyecto.

    Sobre el tema de otros blogs, en los que todo se ve muy perfecto, pues sí, creo que muchas veces están “montados”, tienen ayuda, etc. El que me abrió los ojos en ese aspecto fue mi esposo, un día le mostré un blog que sigo y leo bastante sobre crianza, y un rato después de estar viendo fotos, me dice: “pero eso es montado, no puede ser de la vida real”, así que probablemente algunos sean un escenario, pero cada cual con su historia. Lo importante es que las madres reales nos demos cuenta a tiempo. Prefiero los blogs de madres reales sobre vidas reales.

    Le gusta a 1 persona

  2. Guapa, yo te entiendo!! De hechobmi dedicación al blog suele restringirse a los fines de semana (hoy es la excepción) porque entre semana con el trabajo la casa y el peque… No doy más. A las 11 ya estoy dormida casi todos los días…
    Ánimo! Un abrazo

    Me gusta

  3. Mucho ánimo amatxu!!! Bastante haces, así que como bien has comentado, tienes que ver cuales son tus prioridades. También tienes que con lo que hagas. Esa sensación de no llegar a nada la entiendo bastante y solo tengo una peque!!! Un abrazo y gracias por todo el esfuerzo que has depositado en este blog. Para mí has sido de mucha ayuda durante el embarazo y ahora con la enana. y sobre todo las sonrisas que me has sacado con mas de una y de dos entradas…. “cómo educar a un hooligan” o “fisioterapeuta del higo” jajajajaja. Mil gracias de verdad. Un abrazo desde Bizkaia

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo estoy convencida de que la mitad de lo que se cuenta en internet es falso, tienen a alguien que les cocine (cuando lo hacen ellas ponen la foto) o les dan tupper de calentar y listo, les plancha o les limpia. Muchas hacen de esa vida 2.0 su sustento y ese es el motivo de que estén tan divinas (y de que de repente empiecen a aparecer publicidades subliminales). Necesitan dedicarse a lo que les da dinero y no perder tiempo planchando. Es otro mundo distinto. Cada una de nosotras hemos elegido el nuestro, que es tan bueno como cualquier otro. Así que muchos ánimos, que bastante hacéis las multi mamás!!! Yo no creo que pudiera llevar un blog. Gracias por tu esfuerzo de dedicarnos unas horitas a la semana 🙂 un beso.

    Le gusta a 2 personas

  5. Cómo te entiendo… Yo escribo cuando puedo. Suelo dejarlo para los findes y no siempre hay tiempo. Depilarse las cejas? Ya no sé ni lo que es. Acabo de perder la paciencia con mi hija en el parque mientras todo el mundo miraba 😦 No doy para más. Y tampoco para acostarla a las 21h. Antes de las 22 h es imposible. Eso o no bajamos al parque. 😦

    Le gusta a 1 persona

  6. Eres tan sincera, os admiro quien está fuera y dentro de casa trabajando. Tu escribe cuando puedas, y ya está sin agobios, si es yo sin trabajar y con un niño y a veces apurada estoy y sin tiempo, cuando vuelva al mundo laboral no se como lo haré, quizás 2-3 entradas a la semana o no se.
    Yo ahora lo que hago es las siestas escribo y programo para un par de días porque a diario no me da tiempo. Muchos besos y escribe cuando puedas!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Creo que todo en la vida es cuestión de prioridades. Yo estoy como tú: dos enanas absorbentes, un trabajo (a media jornada, es verdad, pero llego a casa a las tres de la tarde todos los días, y cuando salgo no suelen ser ni las 8), una casa llena de pelos de perro y tres toneladas de ropa por lavar. El blog está en decimoséptimo lugar de mi lista de prioridades. Por eso actualizo poco. Una vez por semana si tengo a los astros de mi parte. Cada 10 días, o cada 15, que es lo normal… No te preocupes. Somos muchas las que estamos en tu piel, las que se depilan una pierna el viernes y otra pierna el sábado… de la semana siguiente, las que se alegran de ir a trabajar para poder ir al baño sin interrupciones o las que tenían en sus propósitos de año nuevo ir una vez por semana al gimnasio (no tres ni siete. Una hora cada siete días, por Dios!!!!!) y aún están buscando el momento de hacerlo. Usa el blog para desfogarte, para llorar un rato o reírte de ti misma. Cuando quieras y lo necesites. Y cuando no, si te dejan ¡échate la siesta! Besos guapa!!!!

    Le gusta a 2 personas

  8. Ya se que de poco te va a servir, pero te entiendo perfectamente. Y eso que yo tengo “solo” un hijo y trabajo media jornada (aunque en un horario que me rompe el día por la mitad). También he llegado a ponsar si era un “problema mío” de organización o si merecía la pena seguir con el blog… En mi casi, y teniendo en cuenta que el blog no me aporta beneficios económicos, he decidido (más bien me he visto obligada) a bajar mucho el ritmo. La casa, el niño, el trabajo… Es mucho… Yo me confirmo con sacar un ratito a la semana para mí sola y así quitarme un poco el estrés de ir corriendo a todas partes (y tener la sensación de no llegar a nada). Yo te animo a que sigas escribiendo en el blog si te gusta y al ritmo que te permita tu agenda, sin agobios y sin presiones. Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

  9. Gracias a ti por hacer un blog que habla de la maternidad desde un punto mas sincero que otros, con el que sentirnos identificadas las mamis reales que van con babillas de sus bebes por todas partes, cejas en ocasiones desiguales o unicejas, pelos a lo loco no moños cuquis despeinados, y con unas ojeras que dan miedo y ni el mejor antiojeras del mercado puede ocultar. No abandones el blog pues aunque sea una entrada al mes o cada mas son geniales supermami.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s