Lactancia M I X T A

Pues nada, ya se me ha pasado el sentimiento de culpa y horroroso de mala (malísima) madre por no poder dar lactancia materna de forma exclusiva los primeros 6 meses de vida de mi segundo hijo.

Con el primero, por problemas de peso, tuvimos que introducir cereales y fruta antes de lo deseado, a los 4 meses y medio. Nos pasamos dos meses que no engordaba ni 70 gramos.

Con el segundo (igual que con el primero) la lactancia materna fue rodada los 4 primeros meses: sin grietas, sin dolor, sin mastitis… una lactancia de diez.

Pero pasaron mis 16 semanas de baja y mis 15 días de lactancia de mierda y tuve que volver al trabajo. Salgo a las 7:30h y llego a las 16:00h. Intenté, durante dos semanas, sacarme leche en mis minutos de descanso pero, no funcionó. El día que más que saqué, fueron 30ml.

Al principio tenía unas subidas de leche B R U T A L E S en la oficina. Dolor, congestión… llegaba a casa y lo primero que hacía era amamantar a Pol. Pero poco a poco, dejé de tener subidas.

Pol se adaptó super bien al bibe (marca Dr. BROWNS y Suavinex) pero cada vez le cuesta más mamar teta. Se enfada cuando tiene que estar al pecho más de un minuto, dale que te pego, para que salga “algo” de ahí.

Aún y con eso, soy una firme defensora de la teta y seguimos con la ella al menos varias veces al día:

  • Antes de irme a trabajar
  • Cuando llego a las 16h
  • Sobre las 18:30 / 19:00h
  • Antes de irnos a dormir
  • De noche un par de veces

Si bien es difícil, merece la pena. Debo confesar, para ser sincera del todo, que alguna toma de pecho, algún día, la sustituimos por bibe porqué no me sube nada de leche y el peque se pone muy nervioso.

Aún con dificultades, seguimos lactando. No hace falta que nadie me explique los beneficios de la LME los primeros 6 meses pero, en mi caso, no ha podido ser. Ya me fustigué varias semanas, ahora, disfruto de la lactancia mixta lo más que puedo.

No puedo volver atrás y hacerlo diferente, hay que disfrutar cada minutos de maternidad porque ésta época jamás volverá.

¡¡Feliz lunes a todos!!

Anuncios

11 comentarios en “Lactancia M I X T A

  1. Yo le di a Andoni LME cinco meses. Desde los dos meses y medio hasta los cinco que comentaba me llevaba el sacaleches al trabajo. A partir del sexto mes empecé con la lactancia mixta y dejé el sacaleches. Hoy es el día que sigue con la teta y en octubre cumplirá tres años! No te fustigues…lo que sea, lo que puedas y lo que queráis.
    La gente me ha dejado por imposible pero ahora es lo cómodo …después de unas lentejas o un filete pide pecho…el peor momento es donde estás tu ..luego es coser y cantar.
    No te plantees objetivos.. lo que surja y disfrutarw

    Le gusta a 1 persona

  2. Con la lactancia materna creo que hay que cambiar de mentalidad y ser positivos en vez de tan negativos: todo lo que le puedas dar será genial. ¿Que son dos meses? pues dos meses fantásticos. ¿Que son cinco? pues ole tú. ¿Que no puede ser desde el principio? pues una pena, pero el mundo no se viene abajo. Bastantes problemas hay en la vida como para inventarnos más. Buena decisión.

    Le gusta a 1 persona

  3. Mira todos sabemos los numerosos beneficios que tiene la lactancia materna, pero yo te digo que conozco a varios bebés y niños que no han tomado leche materna, ni de la teta ni del bibe, y quién lo diría, de verdad, sanísimos y gorditos a tope, y chica, tan felices!! Así que no te fustigues ni dejes que nadie te fustigue, lo has intentado, no ha podido ser, no pasa nada, lo importante es que el nene esté sano, si lo está, lo demás es irrelevante!!! Besitos!!

    Me gusta

  4. Yo recuerdo un par de comentarios de IG de una vez que hablé de lactancia mixta. En mi caso por temas de peso del niño al nacer y que no había manera que engordase lo suficiente, tuve que recurrir a lactancia mixta… Sinceramente, me castigué infinito. Ahora veo madres recientes sin problemas de amamantar y que sin embargo recurren a biberón y me tiro de los pelos (pero ese es otro tema) No recuerdo las horas que me pasé pegada al sacaleches y todo… Cada madre tiene sus problemas y lo soluciona de la mejor manera. 😉

    Le gusta a 1 persona

  5. Es duro intentar hacer una cosa con ilusión y no poder acoplarla con los horarios laborales o porque surgen problemas inesperados. Sea como sea no debes nunca fustigarte, lo has intentado y seguro lo has hecho fenomenal. Al fin y al cabo lo más importante es que tú te encuentres bien porque si no estás a gusto o el hecho de decidir lactancia materna te está haciendo pasar malos ratos, probablemente acabará teniendo mejores consecuencias el uso del biberón. Disfruta de tus pequeños y de la experiencia!! Un saludo

    Le gusta a 1 persona

  6. Cada una hace lo que puede y lo que quiere. Yo no le di pecho y no me sentí mal. Me hicieron sentir mal puntualmente algunas personas con comentarios totalmente malintencionados. Pero al margen de eso, mi peque y yo nos hemos apañado súper bien: Está sanísima, fue bien de peso siempre, su papa participó activamente, y nuestro vínculo obviamente es estupendo (igual hasta demasiado a veces jaja).

    Con ello te quiero decir, que al final lo importante sois tú y Pol. Pol y tú. Que os sintáis agusto, no forzar ni hacia un lado ni hacia el otro. Y todo lo demás, no te tiene que hacer sentir mal paaaara nada.

    Le gusta a 1 persona

  7. A veces por mucho que lo i tengas la naturaleza no está de nuestro lado, yo casi desde el principio lactancia mixta porque mi bebe no cogía peso y es que perdio mucho después de nacer, me sentí muy mal mucho durante mucho tiempo pero ahora lo veo feliz y bien y se me olvida todo!!!

    Me gusta

  8. Si es que a veces es imposible, por mucho que una lo intente… Además creo que hay que valorar también si merece la pena el esfuerzo, porque si por mantener una lactancia exclusiva te vas a amargar la existencia bienvenido biberón!!!! Lo importante es que tu hijo (y tú, que cojones) esteis sanos y felices y ya está. Disfruta de esta fase, de tus niños y del verano y no te fustigues!!!!

    Le gusta a 1 persona

  9. Olé por tu post. Algunas veces la naturaleza, por mucho que nos empeñemos, no nos permite hacer más. Con el tiempo (y tras sentirme MUUUUUY MAL) he aprendido que lo más importante es el esfuerzo y que mi bebé esté bien. Gracias al cielo que hay alternativas! ¿Te imaginas si no las hubiera? Ahí sí que estaría la tragedia.
    Un post valiente y que, sinceramente, me ha encantado.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s