Easy Walker Mini Buggy XL

Buenos días!!

El peque de la casa cumplió ya los 7 meses y, como con su hermano, llegó el momento de pasarlo a una silla más ligera o de segunda edad. Esta vez, lo tenía claro. Iba a ser una Mclaren. Mi experiencia con la Mini había sido, mas bien, mala y no quería repetir. ¿No sabes de qué hablo?

Lee aquí ➡ EasyWalker Mini Buggy

Pero, después de algo más de un año de uso de la Mini con Marc, debo reconocer que tampoco está tan mal. Quizás el hecho de que nos saliera defectuosa DOS VECES, no me gustó demasiado y marcó mis primeras impresiones (aquí debo hacer un apunte muy positivo al servicio postventa, nos cambiaron dos veces la silla y nos aconsejaron engrasar las ruedas habitualmente para evitar esa sensación de pesadez). Desde la perspectiva que da el tiempo, el problema fundamental fue que yo partía con unas expectativas muy altas. Creía que el término “ligera” se aplicaba a la manejabilidad y que empujar una silla de estas características iba a ser poco menos que empujar aire, ¡ja! Son más estrechas, pesan menos, ocupan menos, se doblan como un paraguas, son preciosas y cómodas PERO no se llevan ni de lejos como una silla del grupo 0, llámese Muum, Bee o Neo. ¿La clave? El tamaño de las ruedas.

Por eso cuando fui a ver a mi amiga Anna (tiene una tienda de puericultura) y me dijo que EasyWalker había hecho una versión XL de la Mini, empecé a deshechar la idea de comprar la Mclaren.

De nuestra Mini me pirra la capota XXL con filtro solar, la colchoneta mullidita, el plegado, el reclinado y la estética. No me gustan las ruedas.

Probamos la Mclaren, la Litteway de Chicco, la Nanuq de Jané y alguna más que no recuerdo. Después de testear otras sillas, creedme, he eliminado la idea de que la nuestra se llevara “peor”. Cada una con sus virtudes y sus defectos, pero el día a día es bastante similar.

Así que nos tiramos a la piscina de cabeza y, nos compramos otra EasyWalker, esta vez XL. Tiene todos los pros de la anterior MÁS unas ruedas un 35% mas grandes y manillar telescópico para que papá pueda llevarla sin parecer Quasimodo. El precio, unos 270€.

Tras casi dos meses de uso solo puedo hablar maravillas de ella. De verdad, me he quitado la espinita de mi primer encuentro con esta marca y estamos super contentos. El tamaño de las ruedas es ideal, haciéndolo apto para caminos más irregulares. Al principio, al ser un poco más alto que el MiniBuggy, se me hacía algo raro llevarlo (mido 1,56) pero al acostumbrarme, lo prefiero un trillón de veces.

En definitiva, AHORA SÍ EASYWALKER, ahora sí habéis fabricado la joya de la Corona.

Como casi siempre, este NO es un post patrocinado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s