Hay dos días en la vida

​”Hay dos días en la vida para los que no nací; dos momentos en la vida, que no existen para mí. Ciertas cosas en la vida, no se hicieron para mí. Hay dos días en la vida para los que no nací…”

Y así, con Jarabe de Palo de fondo, sigo con mi propia canción.

El primero de esos días, cuando hay que darle medicinas a Marc. Desde pequeñín, con su primer catarro a las semanas de nacer, empezaron los problemas al darle suero. Y es que, no admite medicamentos líquidos, nunca. Hemos probado todas las marcas del mercado, las conocidas y las genéricas, nada. Sus reacciones van desde el simple NO, al drama de los vómitos y la pataleta. Así es, vomita. SIEMPRE, sin excepción. Hemos probado varias técnicas como: 

  • El despiste“: ponerle los dibujos o hacerle cualquier tontería
  • El camuflaje“: ponerle las medicinas en la comida
  • El chantaje“: si te las tomas te damos damos chocolate
  • La pena“: mamá se pone triste si no te lo tomas
  • La base científica“: si tomas esto dejarán de hacerte pupa los oídos
  • Poli bueno, poli malo“: mamá se lo pide amablemente y papá no tan amablemente o viceversa
  • A la fuerza“: resultado de rabieta, cambio de sábanas y fregona en mano, obviamente la menos recomendable”. 

Pero NADA. El único ser humano capaz de darle un medicamento líquido es mi madre. Armada de paciencia (que yo no heredé) puede estar media hora tranquilamente para que se tome 2,5ml de jarabe. Amazing. Hemos probado dárselas en vaso, taza, con jeringa, cuchara… nothing de nothing.

Para los dolores o procesos inflamatorios, hemos hallado una solución: Junifren 200mg en comprimidos. Las partimos por la mitad (le toca esa dosis) y se las traga tan ricamente. También tenemos supositorios de paracetamol para la fiebre. Pero ahora estamos en plena otitis y, entre el antibiótico y el mucolitico, os juro que quiero morir. De traca.

El segundo de esos días, es el corte el pelo o uñas. Eso es drama asegurado. Imaginad como es la situación que, la última vez que lo llevé a la pelu, me bajó la regla (después de 20 meses sin ella…). ¿Sabéis esas imágenes de peli de terror/drama en la que atan a los sujetos para poder darles tratamiento? Pues eso. No nos libramos de los trasquilones, de los pelos más largos que otros… imposible.

También lo hemos intentado todo, llevarle a una pelu especial para bebes/niños, cantarle mientras le cortan, dejarle el móvil para que juegue, cortarselo en casa… no os podéis hacer una idea, de verdad que no. Es terrible.

Y esos son los días para los que no nací. Si os digo que prefiero parir a darle jarabe ¿me creéis?

⬇⬇⬇⬇⬇

¡¡CONSEJOS Y TÉCNICAS PORFAPLEASE!! 



Anuncios

7 comentarios en “Hay dos días en la vida

  1. En mi trabajo había una niña que también era misión imposible lo de los jarabes y su madre lo que hacía es o camuflarlo en un yogur o yogur líquido tipo actimel o dárselo cuando estaba dormida, no sé si lo habrás probado…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s