Lactancia M I X T A

Pues nada, ya se me ha pasado el sentimiento de culpa y horroroso de mala (malísima) madre por no poder dar lactancia materna de forma exclusiva los primeros 6 meses de vida de mi segundo hijo.

Con el primero, por problemas de peso, tuvimos que introducir cereales y fruta antes de lo deseado, a los 4 meses y medio. Nos pasamos dos meses que no engordaba ni 70 gramos.

Con el segundo (igual que con el primero) la lactancia materna fue rodada los 4 primeros meses: sin grietas, sin dolor, sin mastitis… una lactancia de diez.

Pero pasaron mis 16 semanas de baja y mis 15 días de lactancia de mierda y tuve que volver al trabajo. Salgo a las 7:30h y llego a las 16:00h. Intenté, durante dos semanas, sacarme leche en mis minutos de descanso pero, no funcionó. El día que más que saqué, fueron 30ml.

Al principio tenía unas subidas de leche B R U T A L E S en la oficina. Dolor, congestión… llegaba a casa y lo primero que hacía era amamantar a Pol. Pero poco a poco, dejé de tener subidas.

Pol se adaptó super bien al bibe (marca Dr. BROWNS y Suavinex) pero cada vez le cuesta más mamar teta. Se enfada cuando tiene que estar al pecho más de un minuto, dale que te pego, para que salga “algo” de ahí.

Aún y con eso, soy una firme defensora de la teta y seguimos con la ella al menos varias veces al día:

  • Antes de irme a trabajar
  • Cuando llego a las 16h
  • Sobre las 18:30 / 19:00h
  • Antes de irnos a dormir
  • De noche un par de veces

Si bien es difícil, merece la pena. Debo confesar, para ser sincera del todo, que alguna toma de pecho, algún día, la sustituimos por bibe porqué no me sube nada de leche y el peque se pone muy nervioso.

Aún con dificultades, seguimos lactando. No hace falta que nadie me explique los beneficios de la LME los primeros 6 meses pero, en mi caso, no ha podido ser. Ya me fustigué varias semanas, ahora, disfruto de la lactancia mixta lo más que puedo.

No puedo volver atrás y hacerlo diferente, hay que disfrutar cada minutos de maternidad porque ésta época jamás volverá.

¡¡Feliz lunes a todos!!

A la porra la lactancia…

No eres tu, soy yo. Gracias por este tiempo a mi lado pero, por más que lo he intentado, lo nuestro no funciona.”

Esto es lo que le digo a mi sacaleches desde la tristeza de mi sofá.

Dieciocho semanas después de parir a mi segundo cachorro, decimos adiós a la lactancia materna exclusiva y saludamos a la mixta.
image

Sigue leyendo

LACTANCIA EN INVIERNO

imageO cómo no morir de frío sacando las tetas fuera en pleno invierno (quería añadir esta coletilla a la entrada pero, queda muuuuuuu largo y antiestético).

¡Desagerá! Me llamarán algunos. ¡Que este invierno ha sido suave y apenas se ha notado! (que no digo yo que no… pero ¿tanto como para despechugarse? Pensadlo)

Sigue leyendo

¡¡Seguimos de vacaciones!!

image

Tengo tantas cosas que contar y tan poca cobertura…  jajajajaja Aprovecho los momentos en que la conjunción de astros me permite una breve conexión a Internet, para subiros una foto de los paseos que nos damos 🙂

Marc está hipermega espabilado, los 4 meses le han sentado de lujo: duerme mejor, llora menos o casi nada, ya se rie a carcajadas, se mira las manos y los pies y, lo mas importante, ya come papilla de frutas. Se que lo recomendable es dar pecho exclusivamente hasta los 6 meses pero empiezo a trabajar en un mes y mis tetis no estarán para saciar su hambre. De momento solo compaginamos teta y fruta, nada de biberones. Volveré a probar con el sacaleches pero hasta ahora no ha sido satisfactorio (por la cantidad de leche que logro sacarme). Mi idea es seguir dando bibes con mi leche, os iré informando 😀

Un abrazo desde Galicia!!

SEGUNDA CRISIS DE CRECIMIENTO

Pues aquí estamos, con 12 semanas que tiene ya mi retoño (nos falta una semana para los 3 meses) y ya volvemos a estar con la guerra de la leche.  Aunque esta vez es diferente. No es que me de la sensación de que “se queda con hambre”, es que no parece tener interés alguno en la comida.

Ahora ya duerme unas 3-4 horas seguidas a las noches, lo que hace que solo haga una toma o dos entre las 00:00 y las 07:00. Normalmente durante el día, lo voy poniendo en la teta cuando protesta o cuando veo que se empieza a chupar las manos. Me he dado cuenta que está perdiendo el reflejo de búsqueda, cosa que me inquieta, porque era mi método infalible para saber al 100% que tenía hambre. No sabría decir las veces que le doy de mamar durante el día, hace ya tiempo que me rendí y dejé de mirar el reloj y cronometrar las tomas , preocupada por si comía suficiente, pero si tuviera que dar un número diría que unas 5 sin contar la primera de la mañana y la última de la noche. Y las tomas de Marc son hiper cortas, 10 minutos máximo.  Sigue leyendo

CRISIS DE CRECIMIENTO y CÓLICOS

Lo prometido es deuda y, como dije, hay dos temas que tengo que tratar: CÓLICOS y CRISIS DE CRECIMIENTO. CRISIS DE CRECIMIENTO imagesNosotros hemos pasado una muy pero que muy heavy. Pero primero, os explico que son. Básicamente se produce un desajuste entre la oferta y la demanda de leche. El bebé empieza a pedir más de la que estaba tomando hasta el momento porque se está enfrentado a un crecimiento puntual y necesita más alimento. Como sabéis los pechis no son un almacén, sino una fábrica y por desgracia, se tarda unos días en subir la producción y en satisfacer a nuestro bebé. Esos días son… HORRIBLES. El peque llora constantemente, se retira del pecho de una forma (yo diría) violenta dando tirones y queriéndote arrancar los pezones, arquea la espalda, se le ve incómodo y desesperado. Está buscando constantemente con la boca y chupando lo que pilla (, brazos, manos…). Si una no sabe que está en esa fase, puede parecer que el bebé “SE QUEDA CON HAMBRE” y es aquí donde la mayoría de las madres vacas lecheras desertan pensando que no tienen leche suficiente y empiezan a dar biberones. Si a esto sumamos que los pechos están más blandurrios, las mamis empezamos a emparanoiarnos.
Sigue leyendo