FISIOTERAPEUTA DEL “HIGO”

Tirando de sinónimos, he querido titular a esta entrada “Fisioterapeuta del Higo” por no llamarla, “Fisioterapeuta del coño” que me parecía muy vulgar y yo (cuando quiero) soy muy fina.

Pocas hemos oído hablar del suelo pélvico, de los prolapsos uterinos/genitales o de los escapes de pis en mujeres jóvenes antes de tener hijos pero la realidad es que muchas mujeres tienen problemas relacionados con la musculatura de sus vaginas tarde o temprano tras dar a luz.

¿Que problemas?

  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo (al toser, estornudar o correr)
  • Prolapsos (los órganos se caen y pueden incluso salir por el agujerito)

Nuestro “asunto” es un músculo, con sus ligamentos, sus tejidos y sus cosas y, como tal, sufre el peso del embarazo, las episiotomías, la dilatación, el expulsivo… Solo estar de pie ya supone un esfuerzo esa zona.

suelo pelvico Sigue leyendo

Cuarentena

Pues así es, la cuarentena es el aislamiento preventivo al que sometemos (las mujeres) a nuestro asunto durante un periodo de tiempo, por razones sanitarias y de sentido común, después del parto. Yo no podría explicarlo mejor…

Sin títuloJusto ayer tuve la revisión con mi ginecóloga después de 49 días de clausura obligada.

Los más puestos en estos temas, lo llaman puerperio y lo definen como el período de tiempo necesario para que el cuerpo vuelva a la “normalidad“tras el embarazo y parto.

Bueno… esto es discutible. Pocas mujeres hay que tras 6/8 semanas estén igual que antes de parir. 
Sigue leyendo

Mi segundo parto (2/2)

Seguimos con la historia…

Nos hacen pasar a una sala MINÚSCULA con un cuadro de la Virgen del Pilar (de la época del Renacimiento por lo menos) y unos monitores dignos de ocupar un puesto privilegiado en el museo de la medicina de posguerra (con agujas y tó, sin pantalla digital. Más parecido a un polígrafo que a un chisme para medir contracciones). Me dan la SEXY BATA color azul oscuro y ale, a despelotarse (“¿Del todo?” “Sí, del todo”).
Sigue leyendo

Mi segundo parto (1/2)

Pues nada, que llevo unos 20 días dándole vueltas a cómo explicaros mi segundo parto y no me decido. Quería hacer un relato corto y lo más fiel posible a como lo recuerdo pero, me dejaba demasiadas cosas en el tintero y no puede ser (al fin y al cabo, siempre digo que este blog es un diario). Así que allá vamos, lo publico tal cual está… El post tendrá DOS PARTES.

Para ponernos en situación:  día 21-12-2015, semana del embarazo 37+1

Sigue leyendo

Baby Blues & Depresión Postparto. ¿Por qué me siento así?

Y no te preocupes ni te sientas culpable si los primeros días te notas triste o tienes ganas de llorar, es normal. Se llama Baby Blues“.

Estas fueron las primeras palabras de mi ginecóloga cuando vino a visitarme tras nacer Marc. La miré raro, pensando ¿Qué coño dice esta tía? ¿Pero ella ha visto que cosita tengo en mis brazos?, ¿ha visto como me mira?, ¡¿como voy a estar triste?! ¡Es imposible copón!

Pero esa misma noche en el hospital, de madrugada, me desperté agitada, asustada. Me toqué la tripa porque “algo iba mal”, el bebé no se movía. Al abrir los ojos, el bebé estaba en su cunita, a mi lado, y en mi tripa, ya no había nada. Fue tal la sensación de vacío, que me eché a llorar. Lloré casi una hora seguida. Echaba de menos notar sus patadas, sus movimientos… Sentí por un momento el peso del mundo sobre mis hombros y creí que me moría de la pena. Al día siguiente, se lo conté a Iván y creo que no lo volví a comentar con nadie más. ¿Cómo podía ser? ¿Cómo podía ser tan mala madre y egoísta?  Sigue leyendo

¿Qué espero de mi segundo parto?

Que sabe más el diablo por viejo, que por diablo, lo sabemos todos.

Con mi primer embarazo y mi primer parto, era un libro en blanco. Todo me estaba bien, todo me parecía correcto (si no sabéis cómo fue el desenlace de mis 37 semanas, podéis leerlo AQUÍ), pero ahora, con perspectiva y con la serenidad que da el tiempo, veo que hay cosas que no quiero repetir o prefiero cambiar.

Mi parto fue rápido e indoloro, sí. Si tuviera que elegir entre un parto como el que tuve o uno super doloroso, elijo el mío. No fue malo. Pero el próximo me gustaría que fuera diferente.

Últimamente se oye mucho hablar de “crianza con apego“, “parto respetado”… pero este post NO VA DE ESO. Odio esos términos porque creo, firmemente, que todos los padres&madres intentamos hacerlo lo mejor posible y, el respeto, al menos en este caso, es un gran abanico de posibilidades. parto
Sigue leyendo