Reposo relativo

Y cuando digo relativo, es eso: relativo. Para unos es ir alternando sofá y cama, para otros, llevar una vida más tranquila.

Es por eso que cuando te lo “recetan” no sabes muy bien a que se refieren o qué puedes hacer y qué no.

Tu madre opina que debes estar todo el día tumbada, tu suegra no le da importancia, tu abuela te regala el oído con historias de cuando ella era joven y tenía que ir a recoger patatas estando embarazada de 800 meses, tu marido te dice que no hagas nada en casa (¿quién lo hará?) y tu hijo de 18 meses aún no habla pero, no consiente que su madre se siente en el sofá mientras él quiera jugar, beber, subirse a la mesa del comedor…

Así que, ¿qué es en realidad el reposo relativo? Sigue leyendo

26 semanas – Pesario y Reposo

¡¡Hola!!

Los que me seguís hace tiempo, ya conocéis la historia de mi primer embarazo, con sus altos y bajos, sus sustos, el pesario, el riesgo de parto prematuro, etc. Los que no, podéis leer la entrada AQUÍ.

De todas formas, os resumo: tengo lo que se conoce como insuficiencia cervical. Esto no es más que un defecto en mi cuello del útero que hace que se acorte (se borre) antes de tiempo. Es como si fuera de gelatina, para que me entendáis.

Así que esto, era la crónica de una muerte anunciada que se dice.

image

Sigue leyendo

Visita a mi gine – Reposo

¡¡¡Buenas tardes!!!

Mientras se cuecen las verduras para mi príncipe y, mis chicos están de paseo con la sister peluda, aprovecho para actualizar mi estado.

Después del susto, el prolapso y mis comeduras de tarro, fuí a ver a mi gine el lunes.

Después de verme (ver mi asunto) su sentencia fue lacónica: “SE ACABÓ EL TRABAJAR”.
Sigue leyendo

Susto embarazo. Visita a urgencias: prolapso uterino

“Uy… noto algo raro ahí (en el asunto”… No será nada. Horas más tarde “Uy… Sigo notando algo ahí, como un peso, algo parecido a llevar un tampax mal puesto, algo extraño, algo que no debería estar. Voy al wc, me siento en la taza (perdón por los detalles) y, ¡¡horror!! HAY ALGO QUE SALE  DEL ASUNTO. Mantengamos la calma, solo estoy de 13 semanas, es imposible que “eso” sea mi bebé, como mucho puede medir ahora 7 o 8 cm, además, no me duele, no he sangrado. Todo está en orden. Pero… ¿que coño es? Parece una pelotita de 2×2. Me voy a estirar un rato. En esa posición todo mejora. Me levanto al cabo de unos minutos, vuelvo al wc, ahí sigue. “Cariño, creo que deberíamos ir a urgencias”Sigue leyendo

EMBARAZO DE RIESGO

Como ya comenté en alguna entrada anterior, el hecho de tener un embarazo de riesgo, me ha llevado a tener que estar de baja laboral con reposo relativo.

Pero claro, muchas os preguntaréis

  • ¿Qué es un embarazo de riesgo?
  • ¿Reposo relativo o absoluto?

Un embarazo de riesgo es aquel en el que, por circunstancias sociales o médicas, hay más posibilidades de ?complicaciones tanto para la madre, como para el feto. ¡Esto no quiere decir que todo embarazo de riesgo acabe en complicaciones! Simplemente, se hace un mayor seguimiento para prevenir. Dentro de estos embarazos, hay diferentes grados de riesgo (solo nombro los más comunes):

  1. MEDIO

    – Obesidad no mórbida de la mami
    – Anomalías de la pelvis
    – Madres adolescentes o mayores de 38
    – Cardiopatías de nivel I
    – Embarazo no deseado – sin control médico suficiente

  2. ALTO

    – Embarazo de gemelos
    – Anemia grave
    – Cardiopatía de nivel II
    – Diabetes gestacional
    – Infección materna (toxoplasma, hepatitis, rubeola…)
    – Preeclamsia leve

  3. MUY ALTO – Aquí estoy yo! 😦

    – Diabetes tipo 1/2
    – Cardiopatías de nivel III – IV
    – Malformación uterina
    – Insuficiencia cervical
    – Gestación múltiple (3 o +)
    – Placenta previa
    – Amenaza de parto prematuro
    – Rotura de membranas

¡No asustarse! Marc y yo estamos como dos rositas, solo que no podemos hacer muchos esfuerzos y debemos llevar una vida tranquila. Podemos salir a pasear (poco rato), podemos estar de pie un ratito (hacer la comida), ir a comprar (sin cargar peso claro)… En mi caso el riesgo está en que puedo ponerme de parto antes de las 37 semanas. Pero, con el pesario y la vida relajada que llevo, las posibilidades ahora se han reducido en un 75%.

El REPOSO RELATIVO es aquel en el que la mujer puede hacer una vida normal (siempre usando el sentido común) pero a un ritmo tranquilo y sereno, sin estrés. Por ejemplo, yo bajo a comprar el pan y a veces la comida del día pero jamás cargo peso. En casa, estoy siempre estirada o sentada. Hago tareas del hogar pero muy light como hacer la comida, la cama o pasar la mopa. Aquellas que me obligan a coger peso o agacharme se las dejo a los demás 😀

Pero reposo, significa también NON ESTRES y si aunque el trabajo que realizas sea sentada, si estás en tensión o con demasiadas preocupaciones, te recomiendan baja laboral (este fue mi caso). Aunque mas que recomendar, te obligan vaya… Ya me dijo la doctora del CAP la semana pasada que me fuera haciendo a la idea de no volver hasta septiembre por lo menos, que no pensaba darme el alta. Evidentemente en mi caso, no solo influye el estrés…

El REPOSO ABSOLUTO suele darlo cuando la mami tiene contracciones antes de tiempo, si hay placenta previa, sangrado… Y este es el más difícil de llevar. Tienes que estar todo el día tumbado, las únicas veces que dejan levantar a la mujer es para ir al baño y, a veces ni eso.

 

VISITA AL MÉDICO – Medición del cuello uterino

Como os comenté en la entrada anterior, nos llevamos un chasco importante. En estas dos semanas han pasado fiestas, comilonas, reuniones familiares y días de mucho estrés en el trabajo.

Íbamos acojonados con esta visita porque después de leer tanto y tanto sobre el tema, una va ya con un máster en insuficiencia cervical. Aunque también teníamos, al menos yo, la esperanza de que todo hubiera quedado en un susto.

Mi doctora no estaba, pero eso yo ya lo sabía. Tenía hora con otra doctora para que me realizara la medida, especializada al parecer en estos temas. Me encantaría contar que todo fue genial, pero no fue así. No solo no se había “estabilizado” sino que se había acortado aún más. Señores y señoras, la longitud de mi cuello uterino era de 2 cm… ¡horror! Empezó a preguntarme si había tenido contracciones, si había tenido pérdidas… Todo aquello me pilló con las defensas muy bajas (además iba con un resfriado de la leche). Me explicó lo que eran las contracciones, que debía sentir y entonces supe que SI. Que había tenido bastantes. Lo que yo creía que era el bebé moviéndose y dándose la vuelta, eran contracciones. Pero claro, al no dolerme yo ni preocuparme!

En esa misma visita me hicieron una eco abdominal del bebé para ver que estaba bien, un cultivo y me pusieron las famosas correas. Una vez vieron que estaba “asintomática” me explicaron lo que iban a hacer conmigo.

Me explicaron que un estudio había demostrado que la colocación de un pesario antes de la semana 24-25 en el cuello del útero prevenía en un 75% los partos prematuros en mamás con el cérvix inferior a 25 mm. Para mi sorpresa, iba a irme con él puesto y directa al ambulatorio a por la baja médica. Necesitaba reposo. Me explicaron que las únicas molestias que tendría seria una cantidad mucho mayor de flujo (incluso confundidas a veces por rotura de bolsa por las mamás) y malestar los primeros días. Después, como un tampax. Controles semanales a partir de ahí para ir viendo la evolución y me lo retirarían en la semana 37 (última de marzo) para que el bebé nazca cuando quiera.

Así que nada, a vivir con eso lo mejor posible. Siendo positivos y pensando que gracias a los avances de la medicina, tendré un bebé sanísimo a partir de la semana 37.

Aquí os dejo dos fotitos del pesario y un link a un articulo donde hacen mención a los beneficios del pesario.

Colocación del pesario

Colocación del pesario

Pesario Cervical de Arabin

Pesario Cervical de Arabin

Artículo sobre el PECEP (Pesario Cervical) escrito por los doctores del Vall Hebrón

http://www.hvn.es

Para tranquilidad mía, tuve la gran suerte de que la doctora que me atendió trabajó personalmente en este estudio del Vall d’ Hebrón y es una de las firmantes del documento. Todo está de mi lado para que esto salga bien. 🙂