Hay dos días en la vida

​”Hay dos días en la vida para los que no nací; dos momentos en la vida, que no existen para mí. Ciertas cosas en la vida, no se hicieron para mí. Hay dos días en la vida para los que no nací…”

Y así, con Jarabe de Palo de fondo, sigo con mi propia canción.

El primero de esos días, cuando hay que darle medicinas a Marc. Desde pequeñín, con su primer catarro a las semanas de nacer, empezaron los problemas al darle suero. Y es que, no admite medicamentos líquidos, nunca. Hemos probado todas las marcas del mercado, las conocidas y las genéricas, nada. Sus reacciones van desde el simple NO, al drama de los vómitos y la pataleta. Así es, vomita. SIEMPRE, sin excepción. Hemos probado varias técnicas como: 

  • El despiste“: ponerle los dibujos o hacerle cualquier tontería
  • El camuflaje“: ponerle las medicinas en la comida
  • El chantaje“: si te las tomas te damos damos chocolate
  • La pena“: mamá se pone triste si no te lo tomas
  • La base científica“: si tomas esto dejarán de hacerte pupa los oídos
  • Poli bueno, poli malo“: mamá se lo pide amablemente y papá no tan amablemente o viceversa
  • A la fuerza“: resultado de rabieta, cambio de sábanas y fregona en mano, obviamente la menos recomendable”. 

Pero NADA. El único ser humano capaz de darle un medicamento líquido es mi madre. Armada de paciencia (que yo no heredé) puede estar media hora tranquilamente para que se tome 2,5ml de jarabe. Amazing. Hemos probado dárselas en vaso, taza, con jeringa, cuchara… nothing de nothing.

Para los dolores o procesos inflamatorios, hemos hallado una solución: Junifren 200mg en comprimidos. Las partimos por la mitad (le toca esa dosis) y se las traga tan ricamente. También tenemos supositorios de paracetamol para la fiebre. Pero ahora estamos en plena otitis y, entre el antibiótico y el mucolitico, os juro que quiero morir. De traca.

El segundo de esos días, es el corte el pelo o uñas. Eso es drama asegurado. Imaginad como es la situación que, la última vez que lo llevé a la pelu, me bajó la regla (después de 20 meses sin ella…). ¿Sabéis esas imágenes de peli de terror/drama en la que atan a los sujetos para poder darles tratamiento? Pues eso. No nos libramos de los trasquilones, de los pelos más largos que otros… imposible.

También lo hemos intentado todo, llevarle a una pelu especial para bebes/niños, cantarle mientras le cortan, dejarle el móvil para que juegue, cortarselo en casa… no os podéis hacer una idea, de verdad que no. Es terrible.

Y esos son los días para los que no nací. Si os digo que prefiero parir a darle jarabe ¿me creéis?

⬇⬇⬇⬇⬇

¡¡CONSEJOS Y TÉCNICAS PORFAPLEASE!! 



La vida con un bebé “movido”

Hola a todos y feliz San Juan a todos aquellos que estáis de celebración!! (En Cataluña tenemos fiesta).

Como habréis observado, he bajado una barbaridad mi nivel de posts de un tiempo a esta parte. La verdad es que no era mi intención y, ni mucho menos se me han acabado los temas, pero el tiempo no es mi compañero.

Nunca os he dicho en que trabajo, soy comercial-administrativa de una empresa muy grande (que en breve dejará de ser tan grande porque están negociando un ERE del 50% de la plantilla). Tengo un buen horario, entro a las 08:00h y salgo a las 15:00, horario francés. Tengo un sueldo muy digno del que no puedo quejarme y unas condiciones laborales muy decentes. El único “pero” de mi trabajo es el estrés y la presión de nuestros superiores. Resumiendo, no puedo protestar,

Mi plan de vida antes

Mi plan de vida antes

Os lo he dicho muchas veces, soy muy afortunada. Antaño, cuando Marc no era de carne y hueso mis tardes eran de película. Llegaba, comía, hacía algo de faena (poca o nada porque la dejo siempre para el finde), me sentaba enfrente del ordenador y veía Juego de Tronos, Dexter, Fringe, True Blood, American Horror Story…. y un largo etcétera. No iba al gimnasio porque no me daba la gana, pero podía. Iba a comprar, salía con las amigas, hasta me permití el lujo de apuntarme a clases de inglés y, hasta empecé segunda carrera, la de verdad, la que me gustaba, la vocacional: historia. El tiempo era lento, relativo, a mi favor. Solo me dedicaba a mi, a ser yo.

Sigue leyendo

Bebé de Alta Demanda ¿Existe?

Desde que Marc nació, he estado pensado en escribir sobre este tema.

Como buena primeriza del siglo XXI, lo primero que hice para saber que le estaba pasando a mi bebé, fue buscarlo en Google: “Bebé no para de llorar” y encontré el fabuloso decálogo de los motivos que hacen que un bebé llore:

Bebé_de_alta_demanda_2

  • Hambre
  • Sueño
  • Pañal sucio
  • Cólicos o gases
  • Frío o calor
  • Algo pequeño les molesta
  • Dientes
  • Está enfermo
  • Necesita a su mama
  • Aburrimiento

Sigue leyendo