¡Felices Fiestas!

No quería dejar acabar el año sin pasar por aquí y desearos a todos y todas unas felices fiestas.

Ha sido un año de muchos cambios y de nuevos horizontes. Por supuesto, de 365 noches sin dormir y pañales multiplicados por dos.

Me encantaría decir que escribiré más a menudo pero no lo se. Estoy aprendiendo a vivir (disfrutando) el presente y no puedo prometer, ni prometo.

Por lo pronto os digo que Marc está ya en los 32 meses, con una rebeldía que llegó hace un año para quedarse y Pol acaba de cumplir un añito y tiene 6 dientes.

Como pasa el tiempo… 

Cuando tuve a Marc pensaba en lo mucho que cambia la vida al ser madre. Pero cuando tuve a Pol, dejé de tener tiempo para pensar… jajajajaja

¡¡FELIZ AÑO A TOD@S!!