Hoy es de esos días…

… Que me he pintao los labios rojo pasión solo para que los clientes no se fijen en mis ojeras.

Con la canción del maestro Sabina toda la noche dando x saco (Sí, esta de “y nos dieron las 22 y las 23, las 00, la 01 y las 02 y las 03”) he llegado a llorar desesperada de sueño mientras mecía a Marc para que volviera a caer en los brazos de Morfeo.

Hemos dado un paso atrás y estamos volviendo al sin vivir de las noches en vela de los dos primeros meses. ¿Será la crisis de crecimiento de los 6 meses?
Noche para el olvido…

SEGUNDA CRISIS DE CRECIMIENTO

Pues aquí estamos, con 12 semanas que tiene ya mi retoño (nos falta una semana para los 3 meses) y ya volvemos a estar con la guerra de la leche.  Aunque esta vez es diferente. No es que me de la sensación de que “se queda con hambre”, es que no parece tener interés alguno en la comida.

Ahora ya duerme unas 3-4 horas seguidas a las noches, lo que hace que solo haga una toma o dos entre las 00:00 y las 07:00. Normalmente durante el día, lo voy poniendo en la teta cuando protesta o cuando veo que se empieza a chupar las manos. Me he dado cuenta que está perdiendo el reflejo de búsqueda, cosa que me inquieta, porque era mi método infalible para saber al 100% que tenía hambre. No sabría decir las veces que le doy de mamar durante el día, hace ya tiempo que me rendí y dejé de mirar el reloj y cronometrar las tomas , preocupada por si comía suficiente, pero si tuviera que dar un número diría que unas 5 sin contar la primera de la mañana y la última de la noche. Y las tomas de Marc son hiper cortas, 10 minutos máximo.  Sigue leyendo

CRISIS DE CRECIMIENTO y CÓLICOS

Lo prometido es deuda y, como dije, hay dos temas que tengo que tratar: CÓLICOS y CRISIS DE CRECIMIENTO. CRISIS DE CRECIMIENTO imagesNosotros hemos pasado una muy pero que muy heavy. Pero primero, os explico que son. Básicamente se produce un desajuste entre la oferta y la demanda de leche. El bebé empieza a pedir más de la que estaba tomando hasta el momento porque se está enfrentado a un crecimiento puntual y necesita más alimento. Como sabéis los pechis no son un almacén, sino una fábrica y por desgracia, se tarda unos días en subir la producción y en satisfacer a nuestro bebé. Esos días son… HORRIBLES. El peque llora constantemente, se retira del pecho de una forma (yo diría) violenta dando tirones y queriéndote arrancar los pezones, arquea la espalda, se le ve incómodo y desesperado. Está buscando constantemente con la boca y chupando lo que pilla (, brazos, manos…). Si una no sabe que está en esa fase, puede parecer que el bebé “SE QUEDA CON HAMBRE” y es aquí donde la mayoría de las madres vacas lecheras desertan pensando que no tienen leche suficiente y empiezan a dar biberones. Si a esto sumamos que los pechos están más blandurrios, las mamis empezamos a emparanoiarnos.
Sigue leyendo

Mi lactancia

¡¡Hola holita!!! Marc y yo ya estamos del todo recuperados de nuestros mocos (huraaaaaaa!!!)

IMG_0565Como ya sabéis los que leéis el blog, doy el pecho a Marc de manera “exclusiva”. Entrecomillo exclusiva porque ahí atrás tuvimos un traspiés que me hizo prepararle un par de biberones que nunca llegó a tomar enteros, pero… no quiero ser hipócrita y esconder ese dato.

Dar el pecho es bonito a la vez que sacrificado y esclavo. Marc se cogió al pecho fenómeno desde el primer día y no se lo que es una grieta o una mastitis y no he sentido más dolor que una vez que se me congestionó un poco el pecho (y acabé sacándome la leche). No obstante, es durillo… Si a eso sumamos que mi hijo es super comilón y tengo la gran suerte de que sus tomas son de 5-10 minutos por pecho lo tenemos todo para una lactancia 10. Sin embargo hemos tenido dos semanas muy malas en las que yo no producía suficiente leche para saciar a la bestia (lo digo con cariño…) y ha sido duro, muy duro. Después gracias a mi amiga Sonia y a algunos informantes más, supe que esto se debía a una CRISIS DE CRECIMIENTO de mi peque y que la mayoría de los bebés pasan por esto. Pero vamos por partes que me lío 😉 Sigue leyendo