Niños frustrados 

Esta mañana se me atragantaba el café al leer la noticia de una niña que se quitaba la vida (tras superar un cáncer) porque no soportaba el acoso al que era sometida en la escuela. Cada vez más son los pequeños que deciden que no hay nada a este lado que merezca la pena y me produce mucha, muchísima tristeza.

Esto me ha llevado a pensar en que “algo” estamos haciendo mal. Sin ánimo de juzgar u ofender quiero compartir este pensamiento con vosotros. Porque me preocupa, me ocupa y mis hijos pueden ser sarten o mango en este asunto. Esto no es más que una de las muchas reflexiones que hago, a veces, llego a conclusiones, otras simplemente divago.

Sigue leyendo