Esa noria llamada vida

Esa noria llamada vida.

Querer y no poder, no tener tiempo. Ese gran lastre de nuestra generación. 

Algunos dirán que es falta de organización y, tampoco les quito razón. Llevamos unos meses de caos y encadenando unos días con otros.

Cambio de trabajo, dos niños, la casa, las cenas, las comidas del día siguiente, los baños… Con suerte, y mucha, Marc se duerme sobre las 22:00h con ayuda (y mucha) de su padre y Pol, que lo hace antes, se sigue despertando cada 2 horas para recordarnos que aunque tenga 15 meses, sigue siendo un bebé.

Así que va siendo hora de sentarnos y organizarnos de alguna forma que nos permita seguir teniendo un espacio para nosotros, no como padres, si no como seres humanos adultos e independientes. Volver a yoga, salir a comprar ropa sin tener que correr por la tienda diciéndole cada 35 segundos a un niño de 3 años que “eso no se toca”, salir a cenar, viajar… y hacerlo sin agobios. Hacerlo sin culpa. Culpa de cargar a terceros con una faena que no les toca, que no necesitan y que nunca pidieron. 

Ya veis, llevo meses OUT, me he perdido la polémica de Samanta Villar, Soraya Arnelas, las curvas de Zara, el Bexsero, el Carnaval, las Navidades y prácticamente todo. Pero vamos, os resumo rápido:

  • Te apoyo y entiendo
  • Te apoyo y entiendo
  • WTF?
  • Vacunados
  • Spiderman e Indio
  • Comer, comer y comer

Saludos desde el bello caos de la maternidad 😂😂😂😂😂😂😂😂

     

     

    Punto de inflexión

    Como madre de “dos” y trabajadora a jornada completa, debo confesar que, me queda poco tiempo para el Blog. Bueno, para el blog y para todo en general.

    Cuando leo a algunas mamis divinas de la muerte que salen  a correr, tienen tiempo de ir de cena con las amigas, tienen sus casas como los chorros del oro, asisten a todos los eventos del mundo mundial, van a entrada por día o cada dos (en sus blogs), van a hipopresivos, pilates, spinning y, además cocinan de la ostia muerte, se me cae el mundo al suelo. ¿Tan mal me organizo? ¿Tan mal lo estoy haciendo? Luego pienso que tal vez muchas (seguramente algunas muy a su pesar) no trabajan. Sigue leyendo

    La vida con un bebé “movido”

    Hola a todos y feliz San Juan a todos aquellos que estáis de celebración!! (En Cataluña tenemos fiesta).

    Como habréis observado, he bajado una barbaridad mi nivel de posts de un tiempo a esta parte. La verdad es que no era mi intención y, ni mucho menos se me han acabado los temas, pero el tiempo no es mi compañero.

    Nunca os he dicho en que trabajo, soy comercial-administrativa de una empresa muy grande (que en breve dejará de ser tan grande porque están negociando un ERE del 50% de la plantilla). Tengo un buen horario, entro a las 08:00h y salgo a las 15:00, horario francés. Tengo un sueldo muy digno del que no puedo quejarme y unas condiciones laborales muy decentes. El único “pero” de mi trabajo es el estrés y la presión de nuestros superiores. Resumiendo, no puedo protestar,

    Mi plan de vida antes

    Mi plan de vida antes

    Os lo he dicho muchas veces, soy muy afortunada. Antaño, cuando Marc no era de carne y hueso mis tardes eran de película. Llegaba, comía, hacía algo de faena (poca o nada porque la dejo siempre para el finde), me sentaba enfrente del ordenador y veía Juego de Tronos, Dexter, Fringe, True Blood, American Horror Story…. y un largo etcétera. No iba al gimnasio porque no me daba la gana, pero podía. Iba a comprar, salía con las amigas, hasta me permití el lujo de apuntarme a clases de inglés y, hasta empecé segunda carrera, la de verdad, la que me gustaba, la vocacional: historia. El tiempo era lento, relativo, a mi favor. Solo me dedicaba a mi, a ser yo.

    Sigue leyendo